Un "Cruce de Caminos" en Lluvia Ácida










Lluvia Ácida  probablemente sea el proyecto musical más representativo y vanguardista que se haya parido en Magallanes. Con más de quince años de oficio, hoy nos traen un disco doble con lo mejor de su discografía
 
UN "CRUCE DE CAMINOS" EN LLUVIA ÁCIDA
por Miguel E. Bórquez


Hablar de Lluvia Ácida es hablar de una institución musical enraizada profundamente en el ser y sentir magallánico. Con más de quince años de trayectoria, una discografía rica en cantidad y de calidad siempre creciente, más innumerables hitos que han ido marcando amablemente su biografía, el dúo formado por Rafael Cheuquelaf y Héctor Aguilar ya trasciende con creces el rotulo de música electrónica que les definiera en sus inicios, en virtud de una búsqueda sistemática y progresiva de nuevas sonoridades, influencias y matices. Así, la propuesta actual de Lluvia Ácida no desecha, por ejemplo, a la música folclórica de la zona, con sus temáticas, instrumentalizaciones y estructuras, logrando una comunión pocas veces vista entre lo tradicional y lo innovador, lo tecnológico y lo arcaico, lo urbano y lo indómito.

“Cruce de Caminos”, su más reciente producción discográfica, es una buena muestra de lo que Lluvia Ácida viene trabajando en sus últimas placas, re-visitando además algunas de sus composiciones más embrionarias y re-escribiéndolas según sus nuevas y más complejas claves. Se trata de un disco doble que en gran medida recopila algunos de los tracks más representativos de la trayectoria del dúo, eso sí, ofreciéndolos en nuevas versiones y remixes en compañía de un amplio abanico de músicos amigos invitados, un síntoma inequívoco de la trascendencia de los Lluvia, poseedores de un nombre y una reputación incluso más allá de nuestras propias fronteras. De tal modo, “Cruce de Caminos” es más que una simple y nostálgica revisión de la discografía ácida, es también una panorámica muy representativa de la música electrónica nacional actual y una prueba de la multiplicidad de lenguajes, discursos y sonoridades que hacen de la aventura musical de Cheuquelaf y Aguilar una eterna bifurcación, un real cruce de caminos lleno de periplos mágicos y destinos inaccesibles.

Andesground, Bagual, Bryan Holmes, Muza, Dj Raff, Fiat 660 o su gran amigo y colaborador Mika Martini son solo algunos de los nombres que participan de la producción, recreando piezas de los álbumes clásicos de la agrupación, como el fascinante “Tierra de Espectros” (musicalización y recopilación de relatos misteriosos, fantásticos y terroríficos de la Patagonia), “Hotel Kosmos” (remembranza en clave electrónica del Magallanes de antaño), “La Idea: Canto a la Federación Obrera de Magallanes” (acaso su disco conceptual más logrado y temáticamente comprometido) y “Kuluana” (inspirado en los testimonios de Úrsula Calderón, una de las últimas sobrevivientes del pueblo Yagán). Los treinta tracks seleccionados son útiles para profundizar en una propuesta integral que en cada entrega ha ido bosquejando una Patagonia de una realidad a veces descarnada, cruda, para nada fotogénica y nulamente complaciente con la imperante visión insípida y facilista del paisaje, la gente y su historia. Bajo ese prima, el trabajo de Lluvia Ácida adquiere un nuevo valor: su participación activa en la conformación de una identidad magallánica real, no idealizada, no falseada, no copiada. 
 



Finalmente, vale la pena destacar dos características especiales de “Cruce de Caminos”: en primer lugar, la presencia de Gepe, uno de los cantautores más destacados del nuevo pop chileno, aquí poniendo la voz en las dos partes de “Cerro de la Cruz”, hermosísima melodía que, dejando un poco de lado la experimentación, acerca a Lluvia Ácida al formato canción más tradicional y con ello, a audiencias mayores y más populares. Y en segundo lugar, la posibilidad de libre descarga legal a través del sitio web del netlabel Pueblo Nuevo (en distintos formatos de audio, incluyendo Flac sin pérdida de calidad, más carátulas y notas en formato Pdf), un aplaudible gesto que ya se ha hecho una tradición para la modalidad de trabajo del dúo magallánico, permitiendo la democratización del acceso a las artes y la cultura, más la expansión de su obra, discurso y propuesta. Enhorabuena sea, pues la divulgación de la obra de Lluvia Ácida es al mismo la divulgación de nuestra propia historia, nuestra esencia patagónica, nuestra manera de humanizar las cosas que desde la Pampa hasta la Costa nos van formando en el rigor de estar donde nadie más está.


La primera parte de "Cerro de la Cruz", con Gepe. 



Spot promocional del "Cruce de Caminos" 

 


 Un video clave: "Puesto del Diablo"

 
 
Para más información...






No hay comentarios:

Publicar un comentario